Encontranos en:
Nacionales |

Luego de una semana llena de episodios violentos, tiroteos y protestas raciales.

18/07/2016

Tensión en EEUU: asesinaron a tres policías en otro ataque a tiros

Tensión en EEUU: asesinaron a tres policías en otro ataque a tiros

Otra vez la violencia racial en Estados Unidos, otra vez tiroteos y policías muertos. En un episodio poco claro, tres policíasmurieron hoy en un tiroteo cerca de una comisaría de la ciudad estadounidense de Baton Rouge, en el estado de Luisiana, la misma en donde hace algunos días se registró un nuevo caso de gatillo fácil de un oficial blanco contra un ciudadano negro en un hecho que desató protestas raciales y reavivó la tensión en el país.

 

 

En conferencia de prensa, el jefe de Policía de Baton Rouge, Carl Dabadie, informó que tres policías fallecieron y tres fueron heridos, uno en estado crítico, luego de enfrentarse a un atacante con un rifle de asalto. Las autoridades de la ciudad y el estado de Luisiana anunciaron que el agresor fue abatido en el enfrentamiento y, según las cadenas CBS y CNN, fue identificado como Gavin Eugene Long, un ex marine que hoy cumplía 29 años de edad y era residente de Kansas City

A raíz de las numerosas muertes que se produjeron en EEUU, se desataron las marchas contra el racismo.

Se desconocen los motivos del tiroteo, pero inmediatamente los medios locales recordaron que el incidente se produjo días después de que durante una protesta contra dos nuevos casos de violencia policial en el país -uno de ellos registrado precisamente en Baton Rouge- un ex soldado negro mató a cinco policías en Dallas

 

A la llegada de los policías del distrito este de la ciudad comenzó el tiroteo, en lo que parecía una emboscada a los uniformados, según las autoridades.

Mientras se multiplicaban los rumores y crecía el temor por un nuevo ataque contra policías, las cadenas televisivas mostraron imágenes en las que se escuchaban los tiros y luego a las fuerzas de seguridad acordonando la zona y varias unidades de fuerzas especiales de los SWAT rodeando el lugar.

Desde el Centro Médico Nuestra Señora del Lago, fuentes hospitalarias informaron que recibieron a cinco policías: tres fallecieron, uno está en estado crítico y otro estable. 

 

El martes pasado la policía de Baton Rouge había informado de la detención de tres personas que habían robado armas supuestamente para atentar contra uniformados, en momentos en que la ciudad hervía con protestas en contra de la brutalidad y el racismo policial. 

Los detenidos, tres jóvenes de 13, 17 y 20 años, habían asaltado una tienda de armas el fin de semana previo, y uno de ellos confesó que tenían intención de matar a uniformados de Baton Rouge en represalia por la muerte de Sterling, según informó por entonces la Policía.

Esto sucedió apenas dos días después del multitudinario entierro deAlton Sterling, un hombre negro de 37 años que vendía CDs frente y que murió a manos de dos agentes blancos que acudieron al lugar por una llamada anónima que denunciaba la presencia de una persona que amenazaba a los transeúntes.De acuerdo a la secuencia de los hechos, que fueron grabados en video por los transeúntes, los agentes dispararon a quemarropa a Sterling a pesar de que ya lo tenían reducido en el suelo.Sterling les dijo que tenía un arma, declarada y legal, en su bolsillo, pero según testigos, nunca la sacó ni amenazó a los policías. 

Este nuevo caso de gatillo fácil generó una oleada de protestas en todo el país, pero con epicentro en Baton Rouge, contra la violencia policial contra la comunidad negra. Noche tras noche, miles de personas salieron a marchar por las calles de varias ciudades estadounidense y, en muchas de estas manifestaciones, fueron reprimidas por las fuerzas de seguridad.El ataque de hoy cerca de la comisaría de Baton Rouge también se da unas horas después de otro masivo funeral vinculado a este mismo clima de tensión, el de Philando Castile, el joven negro asesinado la semana pasada -un día después de Sterling- en otro caso de gatillo fácil y abuso policial de un agente en Minnesota.Castile, de 32 años, murió en Falcon Heights, un suburbio de Minneapolis, al recibir varios balazos de un policía que lo paró en su vehículo por una infracción leve de tráfico.

La tensión racial, la violencia y el gatillo fácil terminaron de dominar la escena política de Estados Unidos unos días después de las muertes de Sterling y Castile, cuando en Dallas, un veterano de la guerra de Afganistán de 25 años, Micah Xavier Johnson, mató a cinco policías e hirió a nueve personas, siete de ellas también agentes, durante una marcha contra la violencia policial. La matanza de Dallas se produjo a más de un año de repetidos episodios de tensión racial, especialmente tras la muerte del joven negro Michael Brown, en Ferguson (Misuri), en agosto de 2014, a manos de un agente blanco que luego fue exonerado de todos los cargos.

Aunque todavía no se conocen las causas del tiroteo, las autoridades de Luisiana, afirmaron que la situación "está contenida" y que el atacante falleció en medio del tiroteo con los policías.

Dejar un comentario