Encontranos en:
Turismo |

Una familia de Oberá fue interceptada por dos autos. Recibieron un disparo en el radiador pero lograron escapar.

27/01/2017

Las peores vacaciones: balearon a misioneros en intento de asalto en la ruta brasilera BR-285

Las peores vacaciones: balearon a misioneros en intento de asalto en la ruta brasilera BR-285
L

o que debía ser un viaje de placer se transformó en un verdadero calvario para una familia misionera que fue abordada por delincuentes en pleno camino a las playas brasileras, quienes intentaron frenar a los tiros el vehículo en el que se movilizaban por una ruta de Rio Grande Do Sul. Fue este jueves de madrugada en Caseiros, a 460 kilómetros de São Borja.                       

Las víctimas lograron escapar de manos de los malvivientes y resultaron ilesas, aunque el vehículo en el que se trasladaban sufrió serios daños tras recibir un impacto de bala en el radiador y quedó prácticamente inutilizable.

Según se pudo saber uno de los dos rodados ocupado por los maleantes fue hallado horas más tarde incendiado en un camino rural de la zona. De terror.

El drama para los tres misioneros se desató alrededor de las 00.30 de nuestro país -a las 01.30 de Brasil- sobre la ruta nacional BR-285, que conecta São Borja -frente a la localidad correntina de Santo Tomé- con las playas cercanas a Torres, en el límite entre Rio Grande Do Sul y Santa Catarina.

 

La familia misionera circulaba en una camioneta Renault Sandero que se detuvo a cargar combustible en Passo Fundo, a unos 380 kilómetros de São Borja. Al salir de la gasolinera -contaría luego el conductor, que sería miembro de una fuerza de seguridad con base en Oberá- el automovilista notó que comenzó a ser seguido de cerca por un rodado sospechoso de matrícula brasilera.

Ese “seguimiento” de los delincuentes duró unos 80 kilómetros, hasta que antes de llegar a la localidad de Caseiros se sumó un segundo vehículo brasilero. Y entonces, comenzó la pesadilla para los turistas argentinos.

Al parecer, entre los dos vehículos con los que contaban, los maleantes intentaron encerrar a la Sandero. Al percatarse de que se trataba de un intento de robo, el conductor misionero resolvió acelerar y escapar de los delincuentes, quienes entonces no mostraron ningún tipo de piedad y abrieron fuego sobre los argentinos.

La familia obereña se salvó del robo de milagro. El rodado recibió un impacto de arma de fuego en el radiador, en la parte frontal, pero pese a ello logró continuar camino hasta una estación de servicios de Caseiros, donde las víctimas relataron lo sucedido y pidieron colaboración a las autoridades. Los dos vehículos en los que se movilizaban los malvivientes habían desaparecido.

Las víctimas fueron asistidas por efectivos de la Policía Rodoviaria Federal (PRF), quien accionó entonces un alerta e inició la búsqueda de los sospechosos.

Ese trabajo arrojó un primer resultado aún durante la madrugada, cuando fue encontrado en un camino rural y ardiendo en llamas uno de los dos vehículos utilizados por los delincuentes, un Ford Focus que, se sospecha, cuenta con pedido de captura por robo.

Las autoridades brasileras informaron que afortunadamente ninguno de los turistas misioneros sufrió lesiones, más allá del estado de shock ante la situación vivida.

Sin embargo, la Sandero en la que se movilizaban terminó prácticamente inutilizable en razón del disparo que recibió en el radiador.

Funcionarios del Consulado argentino en Porto Alegre se interiorizaban del caso a los fines de disponer recursos para el retorno de las víctimas a la provincia, según informaron las fuentes.

Dejar un comentario