Encontranos en:
Salud |

Un alimento perfecto para el calor que tiene mucho para ofrecer.

15/11/2017

Recetas con lechuga que no son ensalada

Recetas con lechuga que no son ensalada
L

a lechuga es el alimento principal de cualquier ensalada y a veces si preparás para una sola persona te sobra la mitad. No te preocupes porque lo que quedó no tiene porque volver a ser el mismo plato, este vegetal tan refrescante tiene horizontes culinarios que saben ir mucho más allá.

Esta verdura es una parte imprescindible de las recetas veraniegas y aporta muchos beneficios para el organismo. La lechuga es rica en betacaroteno, fibra y una gran variedad de vitaminas como, A, E, C, B1, B2 y B3. También posee calcio, magnesio, potasio y sodio. Al comerse cruda no sufre el proceso de cocción que le quitaría propiedades.

Las distintas formas de cocinarla:

- Crema: puede ser el plato principal o de acompañamiento de otro, por ejemplo pastas o ensaladas de otros vegetales. Para cocinarla se combina con distintas verduras, la más común es apio y cebolla.

Jugo: al tener un gran contenido de agua y poco sodio y ser más suave de digerir que otras hojas verdes es un alimento perfecto para que añadas a tu próximo batido.

Al wok: cocinada a la sartén también es una buena opción. Salteala con ajo y cebolla, y espolvoreá azúcar y sésamo.

A la parrilla: si la ponés a la parrilla muy caliente y le añadís aceite de oliva y queso blando encima es un perfecto tentempié.

En guisados: cocidas absorben fácilmente otros sabores, por lo que son excelentes en platos cocinados a fuego lento.

Como envoltorio: podés usarlas como fajitas o pan, y rellenarlas con lo que quieras.

Té: herví durante 15 minutos y tomalo, tiene efectos sedantes. Podés beberlo una hora antes de ir a dormir para descansar mejor.

Dejar un comentario