La cantidad exacta de ejercicio que debes realizar para vivir muchos años

  |   Salud .
La cantidad exacta de ejercicio que debes realizar para vivir muchos años
La actividad física viene bien, siempre y cuando no se caiga en el exceso.

 


05/10/2017 | Salud

“El ejercicio es esencial para mantener una vida completamente saludable”. Ante esta afirmación, posiblemente nadie esté en desacuerdo. Pero también es más que probable que una gran mayoría de personas opine que hay que llegar hasta cierto punto, porque abusar del deporte también tiene consecuencias negativas para el organismo humano.

El funcionamiento de nuestro cuerpo es a veces un auténtico misterio, ya que no responde siempre de la misma forma ante un determinado esfuerzo. Es lógico, nuestro organismo ni es una ciencia exacta, ni tiene un manual de instrucciones que nos muestre cómo debemos actuar con él para obtener el máximo beneficio sin sufrir los efectos secundarios negativos que conlleva el abuso de ejercicio. Es cierto que cada cual tiene su propio límite, pero no es menos cierto que un determinado esfuerzo acumulado puede acabar siendo tremendamente perjudicial a largo plazo, aunque no dé ninguna muestra de peligro durante mucho tiempo.

 

No hacer ningún ejercicio tiene consecuencias funestas

Las preguntas del millón son, por tanto, dos: cuánto y cómo debe practicarse ejercicio para disfrutar de una larga y saludable vida. Estas cuestiones han sido investigadas en dos interesantes estudios que acaban de publicarse en Archives of Internal Medicine, y de las que se hace eco el New York Times. En el primero de ellos, los investigadores del National cancer institute de la Universidad de Harvard, junto a otras instituciones colaboradoras, recopilaron los datos que poseían sobre los hábitos deportivos de personas a las que siguieron la pista durante 14 años. Los participantes en el estudio tuvieron que rellenar seis encuestas y, finalmente, se consiguieron recopilar los datos de más de 661.000 adultos.

Incluso practicando muy poco ejercicio se reducían hasta un 20% los datos de muerte prematura

Una vez recogidas todas las encuestas y tras ser ordenados correctamente los datos, se categorizaron según la cantidad de ejercicio realizado a lo largo de una semana. Los ratios abarcaban desde aquellos que no practicaban ningún ejercicio durante la semana hasta aquellos que realizaban más de 25 horas semanales, cifras que superan hasta en diez veces lo que suele considerarse como una cantidad adecuada. Posteriormente, se compararon los registros de muertes entre los diferentes grupos y se llegaron a varias conclusiones.

Como es lógico, la primera y más evidente es que aquellos sujetos que no realizaban esfuerzo alguno tenían un mayor riesgo de muerte prematura. Sin embargo, a partir de esta idea, se extrajo otra de especial relevancia e interés: con la menor práctica de ejercicio se mejoraban hasta un 20% los datos de muerte prematura, pese a la pequeña diferencia respecto a llevar una vida totalmente sedentaria.

Con poco más de una hora diaria, los mejores resultados

Los datos mejoraron en los siguientes ratios. Los que practicaban una media de 150 minutos de ejercicio, o lo que es lo mismo, dos horas y media semanal mejoraron la media en hasta 14 años, en comparación con que aquellos que no hacían deporte. Los datos siguieron siendo positivos y las mejores cifras aparecieron entre aquellas personas que realizaron 450 minutos de ejercicio por semana, con un 39 % menos de posibilidades de sufrir una muerte prematura. A partir de este punto, los datos se estabilizaron, pero sin llegar a aumentar nunca el riesgo de una muerte prematura.

El deporte es esencial, sí, pero no es el único factor que influye en una buena o mala calidad de vida

En el segundo estudio citado por el New York Times se realizó un seguimiento a 200.000 adultos australianosy se llegó a la misma conclusión: por muy moderada que sea la práctica de deporte, se mejoran los datos de mortandad prematura respecto a la no práctica, aunque solo se salga a pasear periódicamente. Eso sí, los datos mejoraban sustancialmente si el deporte se practicaba con mayor intensidad. Concretamente, existía una diferencia entre el 9 % y el 12 % entre los estudiados que practicaban ejercicio más vigorosamente, que aquellos que invertían el mismo tiempo en una práctica más calmada.

Ninguno de estos dos estudios deja lugar a duda. La práctica de deporte es una de las mejores ideas para gozar de una larga vida saludable y de calidad. Eso sí, conviene recordar que este tipo de investigaciones se basan en datos y cifras que permiten establecer medias a gran escala, pero nunca una medida exacta de los valores particulares para una determinada persona.

El deporte es esencial, sí. Pero no es el único factor que influye en una buena o mala calidad de vida, así como en la mayor o menor duración de esta. El entorno en el que se vive, el ritmo que se lleva, la alimentación... cualquier aspecto influye en nuestra vida y es necesario prestar atención a todos los aquí enunciados, pero sin dejar nunca de lado la práctica deportiva.

Comentarios
 

 

Mas Salud





FM Stop 102.3 Mhz. 
conforma un sistema de medios de comunicación con Stop en Linea
Director: Héctor Kovalski
Contactos a la redacción a través de correo o msn: info@stopenlinea.com.ar
Av. San Martín "O" 2874 - Eldorado, Misiones, Argentina - CP 3380 - Tel. (03751)430600
 

Diseñado por: Sitios04